domingo, 16 de octubre de 2016

LOS MUSICALES EN TELEVISIÓN I



Ya en el programa inaugural de TVE hubo una buena cantidad de actuaciones musicales (Coros y Danzas, la Orquestas de Roberto Inglez con la vocalista Monna Bell o el pianista José Cubiles). Fue el primer musical de TVE.

Eran tiempos en los que, en cualquier momento y programa, se podía emitir un momento musical de alguien que supiera tocar un instrumento o tatarear una melodía medianamente bien. Los cantantes podían englobarse en “Canción española” o “Canción ligera”. Por aquella época aparecen varios cantantes italianos por TVE como Marino Marini, Renato Carusone o Ray Martino. A este último se le solicitaban canciones mediante llamadas telefónicas de los telespectadores.

Un año después ya hay un esquema más definido de programación y así llegan los programas más propiamente musicales, como “Café cantante”, que aparece los lunes rememorando el cuplé; los martes, Jesús Álvarez presenta “Buenas noches, amigos”; el jueves, Fernando García de la Vega realiza “La goleta”; el viernes, repite Jesús Álvarez con “La hora Phillips”, en el que se emiten telefilms y actuaciones musicales; los sábados son para las zarzuelas; y los domingos, “Festival Marconi”.

En enero de 1958, Gustavo Pérez Puig pone en funcionamiento el play back en la emisión de grandes zarzuelas interpretadas por actores profesionales, unido a las mejores voces discográficas. Aparece también “Nace una canción”, que usando la misma técnica, escenifica el proceso creativo de una canción. Comienza a triunfar “Club del sábado”, un gran popurrí, con concursos, chistes, ilusionistas y, sobre todo, música.

Como hemos comentado, Phillips y Marconi tienen sus programas, y Telefunken no quiere ser menos y nace así “Aeropuerto Telefunken”, que se sitúa en la noche de los miércoles, y por el que desfilan grandes figuras de la canción del momento, presentados por Blanca Álvarez y Mariano Ozores.

En 1959, en los estudios Miramar, se inicia la emisión de “Club Miramar”, en el que se incluyen actuaciones musicales. Paralelamente y auspiciado por TVE, nace el Festival de la Canción del Mediterráneo, que supone un hito importante en septiembre durante una década. También recala en Barcelona, “Crucero 59”.

A finales de año aparece “Gran parada”, un espacio de variedades en el que la música es la gran protagonista, en la que aparece la actuación de estrellas traídas especialmente para la ocasión. Intervienen, entre otros, Alfredo Kraus, Lola Flores, Gilbert Becaud, Andy Rusell, The Platters, Los 5 Latinos, Sacha Distel, Silvie Vartan, Raphael, Rocío Durcal, Paquita Rico..

En el año 1960 se comienza a usar el magnetoscopio, lo que facilita la grabación de artistas que, cuando se realiza la emisión están a miles de kilómetros. “Gran parada” se ha asentado como el gran espacio musical y de variedades, durando su emisión hasta 1964.

Mientras tanto, en Miramar se quiere competir con “El club del martes”, que poco después de denominaría “Amigos del martes”, siendo presentado por Franz Johan y Gustavo Ré. El éxito del programa es inmediata, con nuevo cambio de nombre a “Amigos del lunes”, prolongándose en “Noche de estrellas”. Aparte del éxito de sus presentadores y de las estrellas invitadas (Peppino de Capri, Bobby Solo, Tony Dallara, Milva, Juliette Grecó, Dalida, Silvie Vartan, Adamo, Connie Francis, Nina y Frederik, Marlene Dietrich, Rita Pavone o The Animals), hay que destacar la popularidad de un  muñeco, “Topo Gigio”.

Quizás “Gran parada” y “Amigos de los...” fueron dos de los mejores programas en varias décadas.

Hubo otros, como “Escala en Hi-Fi”, que comenzó su emisión en 1961 y que estaba totalmente basado en el play back, pero sin la intervención de los cantantes originales, sino que eran jóvenes actores los que escenificaban los temas. Tuvo mucho éxito y duró hasta 1967.

El éxito de los tres grandes programas reseñados no debe ocultar la existencia de otros que, con más o menos suerte, se emiten estos años. Entre otros tenemos “Concertino”, presentado por Torrebruno; otro programa interesante fue “Discorama”, que presenta Pepe Palau y se dedica al jazz, actuando algunos grandes intérpretes de este género como Dionne Warwick. 
Tras el final de “Gran parada”, se suceden “Sábado 64” y “Sábado 65”, que se continuó con “Galas del sábado”, donde solo hay algunos destellos hasta que aparece “Galas del sábado”.


50 AÑOS DE TVE – MUSICALES