miércoles, 12 de octubre de 2016

LOS INFORMATIVOS EN TELEVISIÓN I



A la semana de la inauguración de TVE ya se emitió el primer informativo, siendo David Cubedo el redactor jefe del mismo, utilizándose recortes de periódicos y un rótulo inicial de “Últimas noticias”.
En 1957 ya se habla más seriamente de poner en marcha un noticiario, aunque siguen los Jesús Álvarez, Ángel Marrero, José de las Casas o Manolo Díaz leyendo “El parte” de noticias que daba Radio Nacional.
Un gran avance se produce con la llegada del teletipo, ya que las noticias llegaban directamente a TVE; paralelamente se recogen noticias filmadas y se da un salto importante con la contratación de un servicio de la CBS y la creación de un equipo de filmadores, que salen a la calle y traen noticias de actualidad.
En 1959 nace el “Telediario”, estructurado en un bloque nacional y otro internacional, además de filmaciones con voz en off. Habitualmente, el locutor es Jesús Álvarez, y se hacía énfasis en las noticias convenientes para el Régimen.
Con la llegada de Fraga al Ministerio de Información y Turismo (del cuál dependía TVE) se pone en marcha un cambio físico (dos años después se inaugura Prado del Rey) y de criterios, con algo de apertura en las noticias.
A partir de 1964, los telediarios se estructuran en tres ediciones: a las 15 horas, a las 21,30 y al cierre de la emisión. Además había avances informativos al comienzo de la programación de mediodía y tarde.
Con el programa “A toda plana” encuentran acomodo los reportajes de Miguel de la Quadra Salcedo, Federico Volpini, Enrique Meneses o Manolo Alcalá, produciéndose el fenómeno de estar los enviados especiales en el lugar donde se produce la noticia.
Paulatinamente, los tiempos van cambiando, y en 1966 en el UHF hay una especie de noticiario donde aparecen noticias que ni por asomo se podían dar en la Primera.
Al año siguiente, el director general de TVE, Aparicio Bernal, intenta copiar la fórmula francesa y se dan los telediarios más personalizados con la incorporación de nuevos periodistas. A esto acompaña la mejora en los medios, aunque algunos contenidos siguen estando restringidos, a excepción del programa reseñado de la UHF y un nuevo programa presentado por Federico Gallo, “Hilo directo”, que va a dar cuenta de noticias como la invasión de Checoslovaquia, el asesinato de Robert Kennedy, la llegada del hombre a la Luna o los conflictos de Oriente Medio y Vietnam.
En el 69, con la salida de Fraga, se queda fuera el telediario matinal; solo se denomina “Telediario” al noticiario de las 21 horas, mientras que el del mediodía se denomina “Noticias a las tres” y el de cierre “Veinticuatro horas”. El del mediodía es presentado por Jesús Álvarez, aunque solo por escasas semanas ya que fallecería en marzo; el de las 21 horas Eduardo Sancho y el de cierre Manuel Martín Ferrand.
Con la entrada a la presidencia del gobierno de Luís Carrero Blanco, se acaban las pocas libertades informativas que pudiese haber, ya que las órdenes son tajantes: “no más apertura”. 
A principios de 1973, otro programa informativo, “Datos para un informe”  pierde gas y los dirigentes del Ente proponen a Pedro Erquicia la creación de un nuevo programa, naciendo así “Informe semanal”, que aún perdura, casi con el mismo formato, hasta la actualidad. Además de los Leguineche, Carmen Sarmiento y Javier Basilio, colaboran en el mismo otros grandes periodistas como Baltasar Magro, Ramón Colom, Mercedes Milá y hasta realizadores de dramáticos, como Pilar Mir o Roberto Llamas.