miércoles, 21 de septiembre de 2016

HISTORIA DE LA TELEVISIÓN I



El 27 de enero de 1926 el escocés John L. Baird consigue atraer hasta una buhardilla del Soho londinense a los miembros de la Academia de las Ciencias Británica. Allí van a contemplar la primera transmisión de imágenes tomadas con cámara desde otra estancia con un éxito completo.
Con este hecho comienza el desarrollo de la televisión en Inglaterra. En 1934 ya hay en el Reino Unido unos 15.000 aparatos y así hasta que en 1939 cuando un locutor de la BBC interrumpe las aventuras del ratón Mickey para anunciar que Alemanía había invadido Polonia. Se suspenden las emisiones durante toda la 2ª Guerra Mundial y al día siguiente de su finalización, el mismo locutor aparecería, con cara sonriente, anunciando el fin del conflicto y que se continuaba la emisión de la película de dibujos animados interrumpida en 1939.
En España, las primeras pruebas datan de 1932, cuando el ingeniero catalán Vicente Griñán instaló en su casa un aparato receptor importado de Inglaterra; hizo diversas pruebas y en una de ellas falleció a causa de una explosión. Un poco después, Joaquín Sánchez-Cordovés, ingeniero de comunicaciones, conoce los experimentos que está llevando a cabo Baird en Inglaterra y Zworykin en Estados Unidos y, siguiendo las indicaciones del primero, construye personalmente los elementos imprescindibles para llevar repetir con éxito, en 1934, el experimento de Baird ocho años atrás. El lugar es la sala Werner en las Ramblas barcelonesas.
La Guerra Civil interrumpe el desarrollo de estos trabajos, aunque el 25 de noviembre de 1938 se inaugura un servicio de fonovisión, regalo personal del Hitler a Franco, pero todo quedó arrumbado, ya que la economía no estaba para estos experimentos.
Hay que esperar hasta 1947, cuando se crea el Laboratorio Central de la Dirección General de Radiodifusión y se encarga al citado Joaquín Sánchez-Cordovés la implantación de una emisora de televisión.
Va a ser en la Feria de Muestras de Barcelona de 1948 cuando se pueden contemplar las primeras imágenes en un stand instalado por Phillips Ibérica, que llegan desde la emisora situada en el Palacio Central, a unos 200 metros de distancia.
La oponente de Phillips, la RCA intenta superar la emisión anterior cuando quiere transmitir en directo una novillada desde la plaza de toros de Vista Alegre al Círculo de Bellas Artes. La espectación fue enorme, pero la transmisión fue un fracaso, ya que solo se veían sombras, por lo que se les tuvo que devolver el dinero a los espectadores.
Al año siguiente, 1949, comienza a cargo del Estado, un periodo de pruebas para la implantación de la televisión. La primera se hizo con dos cámaras colocadas en el balcón del Círculo de la Unión Mercantil que captaban el tráfico de la Gran Vía madrileña. Esas imágenes se transmiten a una serie de receptores instalados en despachos de altos cargos, los cuáles, a la vista del éxito, deciden que el invento merece la pena.

Aparece el primer organigrama con Joaquín Sánchez-Cordovés como responsable  técnico. La dirección de programación se le confía a José Luís Colina, que se responsabiliza de las primeras emisiones desde un chalet del Paseo de la Habana. En esta época se incorpora Laura Valenzuela, y después serían Jesús Álvarez, David Cubedo, Matías Prats, Juan Martín Navas... la mayoría de los cuáles pertenecen a emisoras de radio estatales.
En 1953 se trae el equipo usado en Barcelona, aumentando su potencia para poder utilizarlo en la transmisión de programas de variedades desde la plaza de toros de Vista Alegre. Antes de empezar la emisión se llamaba por teléfono a todas las casas con televisor para comunicarles que iba a comenzar, y al finalizar se hacía lo mismo para ver las incidencias de la recepción.
En 1954 se retransmite el partido entre el Real Madrid y el Racing de Santander, con Juan Martín Navas como comentarista.